Después de leer libros de autoayuda profesional como “¿Quién se ha llevado mi queso?”  o “La buena suerte” , ¿cuántos nos habremos quedado con la sensación que los podríamos haber escrito nosotros y, de paso, hacernos ricos y famosos (como merecemos)?  Al fin y al cabo, parece que no enseñan nada nuevo al…